Aprendiendo en el Mandeo

10 mayo 2015

 
Foto de estudiantesEsta mañana nos acercamos al río Mandeo porque estábamos citados con gente con ganas de aprender.

La primera parada fue en la casa forestal de Muniferral. Allí esperaban los alumnos del Curso de Monitor de Actividades de Tiempo Libre, a los que ya les habíamos dado una charla en la Casa de la Juventud de Betanzos.

Las dos últimas jornadas lectivas las pasaron en el monte, aprendiendo a organizar un campamento. Estando tan cerca de una de nuestras parcelas, quisieron aprovechar la ocasión para conocer en directo el proceso de eliminación de los eucaliptos para regenerar el bosque y, de paso, poder aprender un poquito más de nuestros árboles autóctonos.

La segunda parada fue en A Espenuca. Dos alumnos que estudian la carrera de Educación Social en la Universidade da Coruña tenían que hacer un trabajo sobre custodia del territorio y voluntariado para una de las asignaturas. Por lo tanto querían hablar con nosotros para tener información de primera mano.

Foto de los alumnosEn A Espenuca pudieron ver lo que significa el enorme reto de recuperar un bosque caducifolio. Los acuerdos de custodia del territorio son un instrumento que nos permite actuar directamente en el medio para restaurar los hábitats naturales y el paisaje. Pero también implican la utilización de muchos recursos económicos y humanos. El voluntariado ambiental es uno de los apoyos fundamentales con los que poder sacar adelante estos proyectos. Incluso entidades como la nuestra dependen de los voluntarios para la administración interna, pues carecemos de personal asalariado.

Como despedida, les encomendamos a chicas y chicos que sean embajadores de la naturaleza en sus futuras actividades profesionales: ¡Son la savia nueva que precisan nuestros bosques!


Uso de cookies: Este sitio web emprega cookies para mellora-la experiencia de usuario. Se continúa navegando consente a aceptación de ditas cookies e acepta a nosa política de cookies (se pincha no enlace obterá máis información).