Avances en la reserva de anfibios del Catorce

2 octubre 2016

 
Esta mañana seis voluntarios estuvieron trabajando duro en la reserva. Acarreando grandes piedras y colocándolas en el borde de una de las charcas, reforzaron la barrera de retención del agua y mejoraron las condiciones de su hábitat, pues bajo ellas se refugian los anfibios.

A falta de pocos días para que se cumplan tres meses desde la firma del acuerdo de custodia que nos permitió conservar este enclave, los avances son notables: creamos cuatro nuevas charcas, aumentamos la dimensión de otra y renovamos dos que estaban colmatadas, retirando en ellas el exceso de vegetación. En este tiempo también eliminamos eucaliptos y vegetación exótica invasora, amontonamos el ramaje abandonado en la última corta, recogimos basura, desbrozamos el exceso de matorral y libramos los caminos de la vegetación que dificultaba el paso.

Sólo quedan pendientes pequeñas intervenciones para dar por finalizada la primera fase de actuaciones. La premura por terminarla viene impuesta por la proximidad de las lluvias otoñales, que anegarán toda la zona húmeda y atraerán de nuevo a los anfibios, lo que dificultaría las tareas de mejora del hábitat.

Cualquiera que haya conocido el estado de este enclave antes del acuerdo acogerá con satisfacción esta metamorfosis. Hay que agradecérsela a 56 voluntarios, que le dedicaron 304 horas de su tiempo libre, y al Distrito Forestal II, que nos cedió un tractorista durante una jornada de trabajo.


Uso de cookies: Este sitio web emprega cookies para mellora-la experiencia de usuario. Se continúa navegando consente a aceptación de ditas cookies e acepta a nosa política de cookies (se pincha no enlace obterá máis información).