Última jornada de voluntariado del año

23 diciembre 2019

 
Tras varias semanas de mal tiempo, para el próximo sábado día 28 anuncian un día soleado. Por lo tanto, vamos a aprovechar esta ocasión para despedir el 2019 con una jornada de voluntariado en la playa Grande de Miño.

Foto de los voluntariosLos temporales del último mes han dejado muchos residuos en las dunas y en la playa. Además de recogerlos, durante la jornada recorreremos el arenal repasando la presencia de invasoras. Desde que empezamos a apadrinarlo en marzo de 2015, como parte da nuestra campaña Litoral, hemos eliminado 11 especies de plantas exóticas invasoras, erradicándolas definitivamente en unos casos y reduciendo notablemente sus poblaciones en otros. El objetivo de esta actuación es seguir avanzando en la recuperación de su delicada vegetación dunar, muy afectada por el elevado número de visitantes que soporta en el verano.

Como habitualmente, el punto de encuentro será el Centro de Salud de Betanzos, para compartir vehículos (los que vayan directamente deben avisarnos para no esperarlos inútilmente). No te preocupes por las herramientas, pero recuerda que es conveniente llevar unos guantes y vestir ropa adecuada para trabajar.

Si quieres participar en esta última jornada de voluntariado ambiental del año, envíanos con antelación tus datos (nombre completo, DNI, fecha de nacimiento, código postal y móvil). Así podremos notificarte cambios de última hora, hacerte un seguro de accidentes y nos facilitarás la organización. En la sección Contacto encontrarás la información necesaria.

Punto de encuentro: Centro de Salud de Betanzos.
Data: Sábado, 28 de diciembre de 2019.
Hora: Saldremos a las 9:30 y volveremos a las 14:00 horas.

Post data: Cuando llegamos a la playa observamos que buena parte de la basura que teníamos previsto recoger ya fuera retirada por el ayuntamiento. Por lo tanto, los ocho participantes en esta jornada repasamos el arenal en búsqueda de la basura más menuda, como los palillos de piruletas y de bastoncillos higiénicos, o los utilizados en las cuerdas de las bateas. También recogimos residuos voluminosos, entre los que se encontraban seis ruedas, dos nasas, una boya y una estacha. Finalmente, sumaron 252 kg de basura.

Foto de los voluntarios


El voluntariado juvenil vuelve a A Abeleira

7 diciembre 2019

 
Los participantes en el Proyecto Lewo de la Xunta de Galicia volvieron hoy a la playa de A Abeleira (Paderne) para continuar colaborando con nosotros en la eliminación de las especies exóticas invasoras.

Las nueve chicas y los cuatro chicos participantes, acompañados de dos monitores de Ribeirán y de un voluntario de Fragas do Mandeo, pasaron toda la mañana arrancando invasoras y recogiendo residuos, para luego continuar por la tarde.

Cuando ya quedaba poca luz, procedimos a pesar los sacos, sumando un total de 249,5 kg de biomasa de tradescantia. También arrancamos 626 tubérculos de crocosmia. Por último, la basura pesó 150 kg. Estos resultados hablan por sí mismos del esfuerzo realizado

La playa de A Abeleira está situada en la desembocadura del río Lambre y forma parte del espacio natural protegido ZEC Betanzos-Mandeo. A pesar de las cinco jornadas de trabajo dedicadas a este enclave, aún queda mucha tradescantia por eliminar. Esperamos poder continuar el próximo año hasta su completa erradicación.


Por un viernes más verde

29 noviembre 2019

 
Logo de Despensa 77Ante el bombardeo publicitario pocos serán los que desconozcan que hoy es el Black Friday. Por el contrario, muchos sucumbirán al consumismo desenfrenado de estas rebajas, sin tener en cuenta el impacto ambiental de comprar artículos de los que podrían prescindir fácilmente.

Como contrapunto, otros proponen para hoy el Green Friday, con el objeto de promover un consumo responsable y sostenible. Como forma de unirse a esta iniciativa verde, el comercio coruñés Despensa 77, especializada en productos ecológicos y naturales a granel, en lugar de descuentos ofrece hoy la donación de un 15 % del importe de cada compra para la recuperación de nuestros bosques autóctonos.

Agradecemos a Despensa 77 su preocupación por el medio ambiente y habernos escogido como entidad destinataria de la campaña.


De nuevo en la Universidad de A Coruña

27 noviembre 2019

 
Esta mañana participamos en la jornada Oportunidades de la custodia urbana para la recuperación de espacios, celebrada en la Universidad de A Coruña.

Logo de la Universidad de A CoruñaInvitados por la Oficina de Medio Ambiente, abrimos la serie de charlas para explicar nuestra actividad como entidad de custodia del territorio. Aunque realmente no hacemos custodia urbana, nuestra experiencia sin duda será útil para aquellos decididos a trabajar directamente en el ámbito urbano con el objeto de mejorar la biodiversidad de pueblos y ciudades.

Aprovechamos nuestra intervención para proporcionar a alumnos y profesores datos concretos de todas las actuaciones que hemos realizado en los últimos nueve anos, de las campañas en marcha y del convenio de colaboración con la universidad que hemos firmado en el año 2016, para la realización de prácticas mediante proyectos de aprendizaje-servicio.


En la lucha contra los plumeros

20 noviembre 2019

 
Hoy participamos en la segunda reunión del Grupo de Trabajo de Lucha contra el Plumero organizada por SEO/Birdlife en las instalaciones del CEIDA en Santa Cruz (Oleiros).

Logo del Life Stop CortaderiaEsta reunión se encuadra en el proyecto Life Stop Cortaderia, que tiene por objeto poner en común las técnicas, estrategias y modelos de gestión empleados en la erradicación de los plumeros (Cortaderia selloana) en las comunidades autónomas de la costa cantábrica y del norte de Portugal.

En nuestra intervención explicamos el papel que está jugando una entidad de custodia del territorio como la nuestra en la erradicación de esta especie exótica invasora. En ella describimos como hace nueve años nos trazamos una línea de trabajo para la recuperación de hábitats, en la que eliminamos todo tipo de flora exótica ―incluidos los plumeros― manteniendo la constancia y la continuidad de las actuaciones en el tiempo, dentro de un contexto en el que aún no se asume este grave problema.

Posteriormente mostramos un balance de nuestros resultados y describimos las dificultades que habrá que atenuar si queremos que las entidades ambientalistas seamos más eficaces en la lucha contra las invasoras. Para finalizar, explicamos nuestra estrategia, las tácticas aplicadas y las técnicas desarrolladas en base a la experiencia adquirida en numerosas jornadas de trabajo, con la esperanza de que fueran de utilidad para el público.


Segunda jornada de Naturgy

27 octubre 2019

 
Empleados de la empresa Naturgy y familiares se acercaron hoy a la playa de la Abeleira (Paderne) para echarnos una mano en la eliminación de especies exóticas invasoras y en la recogida de basura. Esta playa forma parte junto con la de la Alameda del ecosistema de la desembocadura del río Lambre, dentro del espacio natural protegido ZEC Betanzos-Mandeo, motivo por el que nos interesa mucho mantenerla en buen estado de conservación.

El grupo de 16 personas compuesto por siete niños, ocho adultos y un voluntario nuestro, se repartió el trabajo. Los pequeños, acompañados por una de las madres, dedicaron el tiempo a recoger residuos en la playa, juntado buena parte de los 107 kg que pesó en total la basura. El resto del grupo se centró en la eliminación de invasoras. Al final de la mañana se contabilizaron 341 kg de biomasa de invasoras, principalmente de tradescantia, pero también una budleya, dos plumeros y 235 tubérculos de crocosmia.

Agradecemos a Naturgy haber promovido entre sus empleados esta segunda jornada de voluntariado ambiental.


Menos tradescantia en Ollo da Roda

29 septiembre 2019

Menos tradescantia en Ollo da Roda
 
Foto de los voluntariosLa última vez que estuvimos trabajando en la reserva de Ollo da Roda localizamos un foco de tradescantia. Crecía en un lugar enlodado, donde era difícil arrancarla, y amenazaba con expandirse por toda la zona húmeda. Ahora, tras la sequía veraniega, el terreno está seco. Por ese motivo hoy nos acercamos 15 voluntarios para erradicarla antes de que las lluvias otoñales vuelvan a encharcar el lugar.

Entre que amenazaba con ponerse a lloviznar en cualquiera momento y que había personas que tenían que marcharse pronto, los voluntarios trabajaron ininterrumpidamente, consiguiendo acabar con el foco. Los resultados hablan por sí mismos: fueron retirados 419 kg de biomasa. Como el objetivo era liquidar la tradescantia, no se dedicó tiempo a recoger residuos, pero aún así la basura pesó 42 kg, en la que se incluía una batería.

El bosque aluvial de Ollo da Roda conforma un hábitat prioritario donde prosperan los anfibios y crece una flora especializada. Por ese motivo resulta especialmente importante evitar que sea colonizada por especies exóticas invasoras.

Foto de los voluntarios


Una limpieza de ríos sistemática

28 septiembre 2019

 
La octava edición de la Semana de Custodia del Territorio finalizó el día 22 con una recogida de basura en el Lambre. Ha sido nuestro modo de participar en la limpieza simultánea de ríos que se celebra mañana por todo el territorio gallego. Nosotros la adelantamos para que pudiera formar parte del programa de la Semana.

Pero no nos contentamos con lo logrado el pasado domingo. Así que durante estos días hemos estado recorriendo los tramos de río que apadrinamos.

Limpiamos el Mandeo desde O Tope, aguas arriba de la minicentral del Zarzo, hasta el puente de Teixeiro. Son aproximadamente 6 km de río en el que retiramos 11 kg de basura diversa. La cifra resultó reducida porque a lo largo del verano hicimos varias limpiezas, necesarias por la elevada afluencia de visitantes en el entorno de Chelo.

En el Mendo recorrimos el tramo desde el puente de As Moas hasta el puente de Taibo, con una longitud de aproximadamente 8 km. Recogimos 63 kg, de los que 15 kg eran basura menuda y el resto tres ruedas, una de ellas con la llanta.

Si el domingo limpiamos un trecho en el Lambre, iniciado aguas arriba de la minicentral de Güimil y finalizado en el puente de Fandiño, hoy continuamos hasta Ponte Lambre, lo que significan aproximadamente 5 km. Sumando lo recogido en los dos días, han sido 243 kg en total (de los que 114 kg eran basura diversa y el resto cuatro ruedas, dos de ellas las traseras de un tractor).

Resumiendo: 317 kg de basura retirados en 19 km de río, concentrada en los puntos más concurridos, en el entorno de los puentes y en los tramos en que el cauce avanza paralelo a alguna carretera.

Los resultados indican que en las limpiezas iniciales se recoge mucha basura, aquella acumulada a lo largo de décadas de forma dispersa o concentrada en viejos vertederos incontrolados. En años sucesivos se encuentra poca y habitualmente aparece en las zonas más frecuentadas, correspondiendo a residuos como cascos de refrescos, envoltorios plásticos de chucherías, paquetes de tabaco, productos de higiene personal, envases de productos deportivos, etc. Lo cierto es que, gracias a la generalización del servicio municipal de recogida de basura doméstica y a la progresiva concienciación ciudadana, cada vez se tira menos basura a los ríos.

Todo esto ha sido gracias a los 18 voluntarios que recorrieron los tres ríos por sus dos orillas, sumando más de 40 km de caminata, buena parte de ellos cargados con la basura recogida. Su trabajo seguirá siendo necesario, mientras la Administración no asuma que los ríos, al igual que las calles, hay que mantenerlos limpios.


Positiva evaluación de la VIII Semana de Custodia

23 septiembre 2019

 
Finalizada ya esta octava edición, vale la pena hacer el resumen de lo que en ella ha acontecido.

En la jornada inaugural 31 personas escucharon con interés a tres conferenciantes de enorme valía. Lástima que no trajeran buenas nuevas respecto al futuro de las cuatro especies que están en mayor peligro de extinción en nuestra comarca.

El Dr. Pedro Galán expuso los resultados de su último proyecto de investigación sobre dos de nuestros endemismos ibéricos, pronosticando que en el período 2041-2070 la distribución de la salamandra rabilarga va a reducirse hasta la mitad y que lamentablemente en ese mismo período va a extinguirse en todo el planeta la lagartija serrana. A continuación D. César Ayres informó del mal estado de las poblaciones gallegas de galápago europeo, del que no se tienen evidencias de que sobreviva actualmente en la ría de Betanzos. Por último, D. Emilio Martínez explicó la situación del escribano palustre iberoccidental. Este pajarillo está en grave peligro de extinción, pues solamente quedan 110 parejas en todo el mundo, 20 de ellas en Galicia y el resto en Portugal. Está pronosticada su extinción para el año 2023, por lo que es necesaria una urgente acción conjunta entre Galicia y Portugal para evitarlo. Obviamente, el reto de recuperar las poblaciones locales de estas cuatro especies está fuera de la capacidad de actuación de Fragas do Mandeo, pues para eso precisaríamos de un decidido apoyo institucional, situación que no se da actualmente.

En la primera jornada de voluntariado ambiental participaron 16 personas que se desplazaron al lugar de Chelo (Coirós) con el objetivo de erradicar el último foco de tradescantia en el tramo de 6 km de río Mandeo que apadrinamos. No lograron acabar con él, pues está en un lugar donde la hierba alta, las zarzas y los arbustos dificultaron mucho el trabajo, pero aún así retiraron 207 kg de esta planta exótica invasora. Convocaremos una nueva jornada para eliminarla definitivamente.

El día de la eco-regata fue el pasado sábado. El pronóstico meteorológico era preocupante y seguramente desanimó a muchos. A primera hora de la tarde lloviznaba, lo que obligó a desplegar lonas con las que cubrir la mesa en la que se inscribieron 38 personas. Partieron del puerto cinco lanchas (Isamar, O Petelo, Arquider, Riandola, Chico y la neumática Vill) con destino a la ribera derecha de la ría, en un tramo en el que no se recogiera basura en ninguna de las cinco ediciones anteriores. La zona resultó ser algo difícil, pues los bajos de lodo no permitían a varias embarcaciones acercarse a las zonas encomendadas. La concentración de residuos también era menor que en otras ocasiones, así que había que cubrir más superficie de juncal para llenar los sacos. Aún así, al final de la jornada llenaron un contenedor industrial de 7 m3 con residuos de todo tipo: desde una bota de vino hasta la tapa de un retrete, pasando por dos tambores de lavadora, un frigorífico, un televisor, cuatro ruedas y dos sillas de cafetería. Finalmente, el tiempo colaboró, los voluntarios no se mojaron y pudimos celebrar el término de la eco-regata con unas viandas y bebidas en el puerto.

La tercera actuación de voluntariado ambiental fue ayer, en el río Lambre. Aunque pronosticaban lluvia durante toda la mañana, los 18 participantes no se echaron atrás y recorrieron el tramo medio del río, desde el puente de Fandiño hasta aguas arriba de la central de Güimil. En realidad el trecho de río en el que recogieron basura se redujo a 2,5 km, pues no pudieron andar todo el trayecto al estar cerrados varios de los senderos que siguen las orillas. En total han sido 225 kg menos de residuos en la naturaleza, entre los que han destacado cuatro ruedas (dos de ellas las traseras de un tractor, estimadas en 60 kg cada una). Así que acabaron contentos de una jornada en la que gozaron de un tiempo magnífico caminando por la ribera de un hermoso río que apenas conocían.

La Semana de Custodia del Territorio tiene la doble finalidad de que los interesados puedan informarse asistiendo a la jornada de conferencias y de permitirles colaborar en actuaciones que mejoren el estado de nuestros espacios naturales. Un año más, ha cumplido sus modestos objetivos, con la participación de 78 personas distintas con un total de 104 asistencias.


Trabajos en el observatorio de Sobrado

20 septiembre 2019

 
Un par de voluntarios han visitado varias veces la laguna de Sobrado en los últimos meses. Allí custodiamos dos parcelas que nos donó la Sociedade Galega de Historia Natural. En una de ellas está el observatorio ornitológico, por lo que periódicamente tenemos que hacerle trabajos de mantenimiento.

Como este inverno parte de la cubierta de cobre apareció arrancada, hemos tenido que instalar un par de vigas nuevas y reponer toda la cubierta con planchas de acero de color verde. De paso que hicimos ese trabajo, limpiamos los refugios de murciélagos y las cajas nido integradas en la construcción, pues estaban repletas de musgo que en ellas introdujeron los herrerillos que allí anidaron en los últimos años. También arreglamos algunos deterioros en las ventanas, repusimos los enganches que permiten mantenerlas abiertas y las lavamos, fregamos el interior del observatorio e incluso desmontamos el panel sobre la vegetación de la laguna para poder limpiarlo. También eliminamos con alcohol una pintada en el metacrilato que protege uno de los paneles informativos interiores. Más trabajo dieron las pintadas en las paredes, pues hubo que cepillar y lijar la madera. Dado el nivel de incivismo, no durarán mucho sin que vuelvan a estar garabateadas.

Por último instalamos de nuevo el viejo cartel que allí colocó la SGHN hace más de dos décadas. En su día lo retiramos, para que una voluntaria pudiera restaurarlo en su casa, lijándolo, barnizándolo y pintando las letras con paciencia. Hubo que ponerle postes nuevos, pues los originales estaban totalmente podridos. Ahora luce como en el primer día, recordando una iniciativa de custodia que fue pionera en nuestro país.

Por último, tal como hacemos siempre que podemos, recogimos la basura en las parcelas que custodiamos, en el aparcamiento, en toda el contorno transitable de la laguna y en el tramo de camino jacobeo que pasa a su lado.

Fueron muchas horas de trabajo, pero valió la pena.


Uso de cookies: Este sitio web emprega cookies para mellora-la experiencia de usuario. Se continúa navegando consente a aceptación de ditas cookies e acepta a nosa política de cookies (se pincha no enlace obterá máis información).