Finalizada la segunda limpieza anual del Mandeo

21 julio 2021

 
Terminada la limpieza del Mendo, le tocó ahora el turno al río Mandeo, donde apadrinamos el trecho que va desde O Tope hasta el puente de Teixeiro. Para eliminar las especies exóticas invasoras y recoger la basura por sus dos riberas, hemos tenido que caminar un total de 19 km, divididos en cuatro etapas.

Encontramos más residuos que en el Mendo (24,5 kg), posiblemente debido a que este río es más frecuentado. En lo tocante a invasoras, si exceptuamos la última etapa, localizamos muy pocas especies y pocos ejemplares de cada una de ellas, indicativo de que nuestra constancia en su erradicación está llevando a que los distintos focos vayan desapareciendo definitivamente.

La situación es distinta en la última etapa, que abarca la ribera de Coirós entre Chelo y el puente de Teixeiro, pues precisó de tres jornadas. En el área recreativa aún es patente la pasada existencia de grandes focos de crocosmia y de tradescantia, pues siguen apareciendo numerosos ejemplares. En el resto del trecho, la erradicación de la crocosmia también está resultando lenta, pues la frondosa vegetación dificulta su localización. Incluso descubrimos un nuevo foco de tradescantia en un lugar inesperado, suficientemente extenso como para requerir de una jornada de voluntariado específica.

Finalmente, el balance de las invasoras en este segundo repaso anual resultó en seis especies eliminadas, destacando los 1.221 tubérculos de crocosmia desenterrados y los 18,5 kg que pesó la biomasa de la tradescantia arrancada. Son cifras elevadas, pero muy esperanzadoras si las comparamos con las de años pasados.

Aún así, hay que recordar que en el entorno de Chelo quedan grandes focos de bambú negro, de robinia y de acacia negra, donde será precisa la colaboración de distintos propietarios para lograr su eliminación.

Post data: El día 28 de julio eliminamos el nuevo foco de tradescantia localizado en la segunda revisión del Mandeo. Ocupaba una extensión aproximada de 35 m2, precisando tres horas de trabajo un equipo de cuatro voluntarios para arrancar el total de 46 kg que pesó su biomasa.


Segunda limpieza anual del Mendo

9 julio 2021

 
Esta semana hemos estado recorriendo el tramo del río Mendo que va desde el puente de As Moas hasta el puente de Taibo. Caminamos en tres etapas un total de 22 km, eliminando especies exóticas invasoras y recogiendo basura por sus dos riberas.

En esta segunda limpieza anual hemos vuelto a encontrar pocos residuos (8 kg), lo que interpretamos como síntoma de que la gente ensucia el río cada vez menos. Los resultados respecto a las invasoras también son esperanzadores, pues encontramos pocas especies y poca cantidad (3 kg). La práctica totalidad de la biomasa retirada ha sido de tradescantia, correspondiente a la reaparición de un único foco localizado y eliminado el año pasado, por lo que de momento no puede darse por erradicada. En el caso de la crocosmia arrancamos 127 tubérculos repartidos en 9 pequeños focos.

Con estas actuaciones periódicas estamos logrando mantener el río limpio y libre del impacto de invasoras de porte herbáceo y arbustivo en el tramo apadrinado. Obviamente queda trabajo, como eliminar un foco de cañas en el entorno del molino de Xico, además de árboles exóticos como la robinia, dejando aparte ―¡claro está!― los de las explotaciones forestales que lindan con el río.


Educación ambiental en A Espenuca

8 julio 2021

 
Aunque la educación ambiental no figura como objetivo en nuestra práctica de la custodia del territorio, las parcelas que gestionamos son un lugar perfecto para practicarla. Precisamente hoy recibimos la visita de un grupo de dieciséis niños procedentes de Oleiros, de edades comprendidas entre 6 y 10 años, acompañados de tres monitores de CEM Educación Ambiental.

Foto de la visitaDurante esta visita los niños pudieron comprobar directamente las diferencias entre los eucaliptales y el bosque autóctono. En el panel informativo de la parcela que restauramos en la cumbre del monte de A Espenuca vieron las nueve especies de árboles que alberga, para luego localizarlas al recorrerla mientras recibían diversas explicaciones sobre la fauna silvestre que se alimenta de los frutos del bosque.

Finalizada la visita, les preguntamos qué había sido lo que más les había gustado. Para la mayoría fue el sendero ―de paso algo dificultoso― que cruza la zona de bosque mejor conservada, en el que vieron una enorme babosa y donde pudieron comprobar lo esponjosas que son las numerosas manchas de musgo que crecen en las rocas; pero también recordaron el paso por debajo de una peña que bautizaron como la cueva del oso y, sorprendentemente, las agallas que hacen las avispillas chinas (Dryocosmus kuriphilus) en los castaños.

Tras tomar un pequeño refrigerio, los niños continuaron la excursión cara a Chelo, donde recogieron la basura que fueron encontrando en el camino, hasta finalizar la caminata en el puente de Teixeiro.

La educación ambiental no debe utilizarse como una escusa para endosar a las generaciones futuras la resolución de los problemas ambientales actuales. Ahora bien, cumple reservar tiempo para enseñarles a los niños a gozar del contacto directo con la naturaleza y a respetar nuestro patrimonio natural, de modo que en el futuro sean su salvaguarda.


Media tonelada de juncia olorosa

13 junio 2021

 
Hoy un grupo de cinco voluntarios ha vuelto a la reserva de anfibios de O Catorce para acabar de eliminar la juncia olorosa. En esta ocasión arrancamos 106 kg, por lo que el peso total en la campaña de este año para eliminar esta especie exótica invasora en la reserva sumó 504 kg.

La juncia olorosa está resultando difícil de erradicar definitivamente de la reserva, debido a que produce una gran cantidad de pequeñas semillas que encuentran en el terreno húmedo un lugar óptimo para germinar. El próximo año tendremos que volver a sacarla en el breve período de tiempo entre que las charcas secan y la juncia olorosa inicia su floración.


Quinta edición del campo de trabajo

7 junio 2021

 
El año pasado no fue posible organizar el Campo de Trabajo Monte de A Espenuca a causa de las restricciones impuestas por la pandemia. Pero la mejoría de la situación sanitaria permite programar para la segunda quincena de agosto su quinta edición y ya está abierto el plazo de inscripción.

El principal objetivo será continuar con la eliminación de la tradescantia (Tradescantia fluminensis) en el arroyo de As Bouzas, el pequeño afluente del Mandeo que desemboca al lado de la pasarela de Chelo.

Participarán doce voluntarios procedentes de distintas comunidades con edades comprendidas entre los 18 y los 30 años. Será un punto de encuentro de jóvenes de muy distinto origen, donde convivan y se impliquen en la sociedad local en un entorno en el que se fomentarán los valores de convivencia, de tolerancia y de trabajo en equipo. Además de las actuaciones de restauración ambiental, el programa contempla actividades complementarias que permitirán a los voluntarios conocer nuestra comarca, visitando espacios naturales y villas monumentales próximas.

Promovido por Fragas do Mandeo y solicitado por el Ayuntamiento de Coirós, este campo está organizado por la Dirección General de Juventud, Participación y Voluntariado de la Xunta de Galicia. La gestión correrá a cargo de Ribeirán Proxectos Naturais, contando con Jesús Díaz como director y con el apoyo de dos monitores.

Para obtener más información e inscribirse, consulta la ficha del campo de trabajo Monte de A Espenuca 2021.


Voluntariado en la reserva de O Catorce

1 junio 2021

 
Foto del voluntariadoEn los últimos años nuestro voluntariado ha hecho un magnífico trabajo en la Reserva de Anfibios de O Catorce eliminando diversas especies exóticas invasoras. Pero esta primavera volvieron a aparecer muchos ejemplares de juncia olorosa, nacidos de semillas presentes en el suelo. En el mes de mayo un grupito de cuatro personas estuvo arrancándolas durante un par de mañanas, pero aún quedan muchas. Para finalizar este trabajo convocamos esta primera jornada del año, aprovechando que la mejoría de la situación sanitaria ya permite formar grupos en exteriores de hasta diez personas.

Para evitar los riesgos de contagio, las plazas están limitadas y todos los participantes deberán llevar su propia máscara sanitaria y sus guantes (mejor los de goma, pues los de cuero no son adecuados para este trabajo). Por último, nos extenderemos por la zona de trabajo para guardar las distancias de seguridad.

Tal como hacemos habitualmente, el punto de encuentro será el Centro de Salud de Betanzos, pero en esta ocasión no compartiremos vehículos (los que vayan directamente deben avisarnos para no esperarlos inútilmente). No hace falta que lleves herramientas, pero puede serte útil conseguir unos protectores para las rodillas. Recuerda vestir ropa adecuada y proteger la cabeza, pues pronostican un día soleado. No olvides algo de picar y de beber para cuando hagamos el descanso a media mañana.

Foto del voluntariadoSi quieres implicarte en la conservación de esta reserva, envíanos con antelación tus datos (nombre completo, DNI, móvil, fecha de nacimiento y municipio de residencia). Así podremos notificarte cambios de última hora, hacerte un seguro de accidentes y nos facilitarás la organización. En la sección Contacto encontrarás la información necesaria.

Punto de encuentro: Centro de Salud de Betanzos.
Fecha: Domingo, 6 de junio de 2021.
Hora: Saldremos a las 9:30 y volveremos a las 14:00 horas.

La Deputación de A Coruña financiará en un 80 % los seguros de voluntariado.

Post data: Los nueve participantes ―hubo una cancelación a última hora― arrancaron de raíz la juncia olorosa durante toda la mañana, resultando en la retirada de 193 kg de biomasa. Faltó poco para finalizar su eliminación, pues quedó una pequeña extensión que esperamos abordar en los próximos días.

Foto del voluntariado


Menos invasoras en la reserva de O Catorce

5 mayo 2021

Desde el mismo momento en el que creamos la Reserva de Anfibios de O Catorce, una de nuestras preocupaciones ha sido mantenerla libre de especies exóticas invasoras. Hemos erradicado varias especies, pero hay una que sigue resistiéndose: la juncia olorosa.

Ya la hemos eliminado en años anteriores, pero debido a que esta planta produce semillas muy finas y numerosas, hay que ser muy constante para lograr erradicarla. Esta primavera volvió a salir en abundancia en las zonas húmedas de la reserva. Como las medidas sanitarias impiden convocar jornadas de voluntariado, pues limitan mucho el tamaño de los grupos, nos acercamos hoy únicamente cuatro personas para ir arrancándola poco a poco. En total logramos retirar 100 kg de biomasa, pero aún queda mucho por hacer.

Post data: El día 26 el mismo grupo de personas volvió a la reserva para continuar el trabajo, retirando 105 kg de biomasa de juncia olorosa.

La Deputación de A Coruña ha financiado en un 80 % los seguros de voluntariado.

Foto del voluntariado


Nueva charla en Gandarío

25 abril 2021

 
La Escuela de Tiempo Libre Querqus nos ha invitado de nuevo a impartir una charla en el Albergue Juvenil de Gandarío, dentro de la programación de su curso para la obtención del título oficial de monitor de actividades de tiempo libre.

En nuestra disertación de hoy aprovechamos la ocasión para exponer que, si queremos conservar el patrimonio natural de nuestra comarca, es necesario actuar directamente en el entorno mediante el apadrinamiento de enclaves y la custodia del territorio, poniendo como ejemplo las actividades desarrolladas por Fragas do Mandeo. A continuación describimos, en base a nuestra propia experiencia, el modo de realizar jornadas de voluntariado ambiental que sean eficaces y resulten satisfactorias para los participantes.

Finalizamos la charla animando a los alumnos a que en su futuro profesional contemplen la organización de actividades en favor de la naturaleza coordinándose con entidades como la nuestra, con el objeto de obtener los mejores resultados.

Para que conocieran in situ los resultados de nuestro trabajo, por la tarde visitamos la Reserva de Anfibios de O Catorce y una parcela en el monte de A Espenuca, de modo que pudieran comprobar los avances que hemos logrado en la restauración de los hábitats naturales de nuestra comarca.

Foto de los alumnos


Sembrando futuro

21 abril 2021

 
En las últimas semanas nos hemos mantenido bastante ocupados con nuestro vivero de árboles autóctonos. Por un lado hemos estado acabando de trasplantar a maceta forestal. Por otro, a finales de este invierno hemos sembrado por primera vez varias especies en las bandejas. Con todo ello, la mesa instalada a mediados del año pasado se quedó pequeña, por lo que hemos tenido que construir otra más para duplicar el espacio disponible para las macetas y bandejas forestales.

Foto del viveroLos frutos de este trabajo empiezan a verse. Las más de quinientas plantas en maceta tienen un aspecto magnífico. Por su lado, ya empezaron a germinar algunas de las más de diez mil semillas puestas en las bandejas. De tener éxito, entre lo trasplantado, lo reproducido por estaquillado y lo sembrado, esperamos contar con dieciséis especies de árboles: roble albar, arce blanco, cerezo silvestre, fresno de montaña, fresno de hojas estrechas, abedul, allano, sauce ceniciento, laurel, acebo, madroño, saúco, peral silvestre atlántico, espino albar, endrino y arraclán.

Estamos prestando especial atención a las especies de árboles que producen frutos carnosos. Son muy importantes para diversificar a lo largo de todo el año las fuentes de alimento de muchos animales (aves, mamíferos, reptiles e invertebrados). Pero lamentablemente la mayoría tiene escasa presencia en nuestros montes, posiblemente a causa de prácticas forestales que priorizan la obtención de madera.

De este modo, la planta que obtengamos tendrá un doble objetivo. El más obvio es el de disponer de árboles autóctonos de ecotipos locales para cuando reforestemos aquellas parcelas que anteriormente fueron explotaciones forestales. Por otra, con ella trataremos de reforzar la diversidad arbórea de las parcelas de bosque autóctono que ya estamos custodiando.

Más información sobre el arbolado silvestre de nuestra comarca en la sección Los árboles autóctonos.

Foto del viveroFoto del vivero


A pesar del confinamiento, trabajando

21 enero 2021

 
Hoy se inicia el confinamiento perimetral de varios municipios de la comarca, limitando aún más nuestra capacidad de actuación.

A pesar del mal tiempo y de la imposibilidad de programar jornadas de voluntariado, en lo que va de año ya completamos varias tareas. Nos acercamos a la laguna de Sobrado para hacer el mantenimiento del observatorio ornitológico, donde realizamos pequeñas reparaciones y fregamos las ventanas, los paneles informativos y el suelo, para finalizar recogiendo basura en la parcela y en el entorno de la laguna, incluido un trecho de camino jacobeo.

En el tramo que apadrinamos del río Mendo (15 km de ribera), ya hemos recogido toda la basura y revisado la reaparición de especies exóticas invasoras. En el caso del río Mandeo hemos tenido que dejar a medias el trabajo, pues solamente nos ha dado tiempo a recorrer el tramo entre O Tope y la pasarela de O Meixón.

Aprovecharemos el confinamiento para seguir trabajando en la última parcela comprada. Ya desbrozamos la parte que va a ser destinada a prado de ribera. También desbrozamos varios puntos de la zona de bosque ripario, con el objetivo de facilitar la eliminación de los rebrotes de eucaliptos, programada para cuando mejore el tiempo.

Tendremos que aplazar la finalización de los trabajos en las parcelas de A Espenuca y Os Vellos. Hemos estado desbrozando los tojos y las zarzas, pero aún no hemos acabado de poner los tutores y atar los árboles más pequeños. Mientras dure el confinamiento, seguiremos atendiendo nuestro vivero. Con la planta que ya tenemos, cuando finalicen las limitaciones para desplazarnos, esperamos reforestar las zonas de estas parcelas menos densamente pobladas, incrementando de paso la diversidad de especies arbóreas.

Mientras la situación sanitaria no mejore significativamente, no debemos trabajar en grupo. Por ello, te animamos a que sigas cuidando de la naturaleza, individualmente o acompañado de los que conviven en tu hogar. En los recorridos que hagas dentro del límite territorial de tu confinamiento, siempre podrás llenar alguna bolsa con la basura encontrada.


Uso de cookies: Este sitio web emprega cookies para mellora-la experiencia de usuario. Se continúa navegando consente a aceptación de ditas cookies e acepta a nosa política de cookies (se pincha no enlace obterá máis información).