Bienvenida al cuarto campo de trabajo

17 agosto 2019

 
Esta mañana hemos estado en el Centro Etnográfico de Teixeiro para darles la bienvenida a los voluntarios de la cuarta edición del campo de trabajo Monte da Espenuca.

Foto de los voluntariosTrece personas procedentes de toda España, incluidas tres gallegas, acompañadas de dos monitores y del director del campo, trabajarán en favor de nuestro patrimonio natural hasta el día 27 de agosto. En la charla de bienvenida hemos tenido la ocasión de exponerles las actuaciones de restauración de hábitats que hemos realizado, cuáles son nuestros objetivos y cómo empleamos la custodia del territorio para conservar la biodiversidade de nuestra comarca.

Durante seis jornadas van a sumar 480 horas de trabajo a la labor realizada por los voluntarios de las dos últimas ediciones en el arroyo de As Bouzas. Este afluente del Mandeo desemboca justo al pie del Centro de Interpretación de Chelo (Coirós). En él crecen varios focos de tradescantia (Tradescantia fluminensis).

Además de desplazar la vegetación autóctona en las orillas de este arroyo, la presencia en ellas de esta invasora de origen sudamericano supone el riesgo de que las crecidas invernales arrastren restos que pueden llegar a prender dentro del espacio natural protegido, donde estamos cerca de lograr erradicarla en todo el tramo de ribera del río Mandeo que apadrinamos. Como apoyo en ese objetivo, durante el invierno y la primavera, voluntarios de Fragas do Mandeo han estado revisando las zonas de actuación de las ediciones anteriores para impedir que la tradescantia las recolonizara.

Fragas do Mandeo promueve, asesora y colabora con este campo de trabajo. Solicitado por el Ayuntamiento de Coirós, está organizado por la Dirección General de Juventud, Participación y Voluntariado de la Xunta de Galicia. La gestión corre a cargo de Ribeirán Proxectos Naturais, contando con Jesús Díaz como director.

Les agradecemos en nombre de la naturaleza su esfuerzo altruista.

Foto de los voluntarios


Voluntariado en el Mandeo

25 julio 2019

 
A primeros del mes pasado nos acercamos con un grupo de voluntarios de la empresa Naturgy al Mandeo para eliminar dos especies exóticas invasoras, la tradescantia y la cala, que crecían alrededor del edificio abandonado al lado de la minicentral del Zarzo. A pesar de que retiramos 138,5 kg de biomasa, no llegó la mañana para erradicar toda la tradescantia. Así que programamos una nueva jornada para el primer domingo de agosto con el objetivo de acabar con ella.

Foto de los voluntariosComo habitualmente, el punto de encuentro será el Centro de Salud de Betanzos, donde compartiremos vehículos. No te preocupes por las herramientas, pero procura llevar unos protectores para las rodillas, unos guantes finos, vestir ropa y calzado adecuados para trabajar en el monte, y no olvides algo de picar y de beber para cuando hagamos el descanso a media mañana.

En esta jornada acabaremos con uno de los dos últimos focos de tradescantia en los aproximadamente 6 km de río entre O Tope y el puente de Teixeiro. Si te animas a ayudar a liberar el Mandeo de invasoras, apúntate a esta jornada de voluntariado enviándonos con antelación tus datos (nombre completo, DNI, fecha de nacimiento y móvil). Así podremos notificarte cambios de última hora, hacerte un seguro de accidentes y nos facilitarás la organización. En la sección Contacto encontrarás la información necesaria.

Punto de encuentro: Centro de Salud de Betanzos.
Fecha: Domingo, 4 de agosto de 2019.
Hora: Saldremos a las 9:30 y volveremos a las 14:00 horas.

Post data: Los 10 participantes en esta jornada lograron el objetivo de acabar con este foco de tradescantia. Revisaron concienzudamente toda la zona para eliminar las plantas en la zona que había quedado pendiente en la jornada anterior, pero también repasaron el resto del área para retirar brotes que no habían sido detectados. En total retiraron 45 kg de restos de tradescantia y una cala.


Volvimos a la reserva de O Catorce

21 julio 2019

 
En la anterior jornada de voluntariado quedara pendiente de finalizar la eliminación de la juncia olorosa (Cyperus eragrostis) en la zona húmeda de la reserva de anfibios. Esta mañana, quince voluntarios han acometido el reto. Aprovecharon la temperatura agradable, pero encontraron el suelo completamente seco, por lo que era más difícil arrancar las plantas.

Foto de los voluntariosLa decisión y el trabajo sistemático llevaron a que avanzáramos a buen ritmo. También localizamos algunos ejemplares de zamarraga (Conyza canadensis) y de matacavero (Aster squamatus) que pasaron desapercibidos en la jornada anterior. En total juntamos una biomasa de aproximadamente medio metro cúbico.

A pesar de la efectividad del trabajo realizado, no podemos dar por erradicadas definitivamente estas especies. Tienen una gran capacidad de recolonización, tanto gracias al banco de semillas del suelo como por la alta capacidad de dispersarse arrastradas por el viento. En todo caso, como ya hemos comprobado en años anteriores, aunque reaparezcan será con densidades mucho menores.

La jornada finalizó con una comida campestre en la que los voluntarios compartieron viandas y conversaron animadamente.


Jornada de voluntariado en la reserva de O Catorce

7 julio 2019

 
Hoy nos acercamos una docena de voluntarios a la reserva de anfibios de O Catorce (Coirós). Con el calor, el nivel del agua había bajado mucho, por lo que era el momento adecuado para hacer los trabajos de mantenimiento sin riesgo de afectar a los anfibios. También era una oportunidad para que los voluntarios conocieran las últimas actuaciones en la reserva, incluidos los murales pintados en las paredes exteriores del refugio de visitantes y del refugio de murciélagos.

Foto de los voluntariosDestinamos la mañana a eliminar varias especies exóticas invasoras. Unas semanas antes, un voluntario estuvo controlando todos los rebrotes de eucalipto en las dos hectáreas de bosque. Pero faltaba eliminar las plantas invasoras que reaparecieron en el resto de la reserva. Retiramos bastante zamarraga (Conyza canadensis); afortunadamente nació poco matacavero (Aster squamatus) y solamente localizamos un pie de hierba del asno (Oenothera glazioviana). La juncia olorosa (Cyperus eragrostis) escaseaba en los puntos donde la eliminamos el año anterior, pero era abundante en el resto de la zona húmeda. En total retiramos medio metro cúbico de biomasa.

Aunque no logramos acabar con la juncia olorosa, los voluntarios se emplazaron a volver tan pronto como fuera posible para finalizar el trabajo.
Foto de los voluntarios


Vandalismo en la reserva de O Catorce

5 julio 2019

 
Hoy hemos tenido que acercarnos hasta el cuartel de la Guarda Civil de Betanzos para denunciar un acto de vandalismo en la reserva de anfibios de O Catorce (Coirós), con daños tanto materiales como ecológicos.

Foto de los destrozosEn el refugio de visitantes habíamos guardado varios botes de pintura y un saco de cemento, a la espera de finalizar los últimos trabajos de reforma. Los autores lograron entrar en él, y con una escoba a modo de brocha embadurnaron las paredes y el suelo, para acabar arrojando toda la pintura contra las paredes y sobre las bancadas. Les debió parecer poco el destrozo, pues lo completaron echando el cemento por encima de la pintura. Para rematar la faena colgaron del techo una cuerda a modo de columpio, terminando por arrancar de la pared una de las sujeciones de la cubierta.

También estuvieron circulando con una moto por la zona húmeda, tras cruzar un prado colindante y saltar el vallado. Como es una zona de cría de especies amenazadas, adicionalmente denunciaremos este hecho ante los agentes de medio ambiente. Como delito ecológico, la sanción aparejada es muy severa.

Nos ha llevado cuatro días de trabajo reparar los daños. Primero hemos tenido que arrancar la pintura y el cemento tanto en las paredes como en el suelo hasta donde se ha podido. Luego hemos tenido que pintar las cuatro paredes con varias capas. Por último, ha sido necesario desmontar la bancada. Con una rasqueta le hemos quitado toda la pintura a la madera (trabajo especialmente difícil en las ranuras de su dibujo). Luego ha habido que cepillarla, lijarla y volver a instalarla.

Obviamente, los autores no sacaron ningún beneficio, salvo el de gozar haciendo mal. Esperamos que los vecinos colaboren con los agentes de la autoridad para localizarlos. Hoy nos tocó a nosotros, pero mañana pasará en cualquiera otra propiedad de la zona.


Voluntarios de Naturgy nos echan una mano

9 junio 2019

 
Esta mañana un grupo de diez voluntarios formado por empleados de la empresa Naturgy y familiares, más dos voluntarios nuestros, hemos estado en el río Mandeo eliminando dos especies exóticas invasoras, la tradescantia y la cala.

Foto de los voluntariosEn el entorno del edificio abandonado al lado de la minicentral del Zarzo crecía un extenso foco de tradescantia que amenazaba con propagarse por la orilla del río. Preocupados por este riesgo, el año pasado organizamos en septiembre una jornada de voluntariado para eliminarla en la zona más próxima al río.

Hoy el objetivo era erradicar completamente este foco. Los doce voluntarios fueron arrancando pacientemente las plantas, logrando llenar con sus restos 11 sacos (aproximadamente 1 m3 de volumen) que pesaron en total 138,5 kg. También recogimos basura y unos hierros oxidados que pesaron 20,5 kg. Aún así, debido a la extensión del foco, nos quedó trabajo para otra jornada.

Como los voluntarios desconocían la zona, al final de la jornada hicimos una pequeña ruta por el río. No fue únicamente un rato de ocio, pues mediante nuestras explicaciones pudieron conocer los valores naturales del espacio protegido y limpiamos de basura los 5,5 km de ribera transitados.

Agradecemos a Naturgy haber promovido entre sus empleados esta jornada de voluntariado ambiental, esperando poder repetirla en el futuro.
Foto de los voluntarios


Voluntariado en la playa de la Alameda

2 junio 2019

 
Esta mañana un equipo de voluntariado ambiental compuesto por 19 personas se acercó a la playa de la Alameda (Miño). El objetivo era eliminar especies exóticas invasoras y recoger basura en este arenal que apadrinamos desde 2011.

Fotografía de los voluntariosAunque en este año ya hemos actuado en ella varias veces, era aconsejable volver debido a que en esta época es cuando nacen especies como la zamarraga y el matacavero. En el caso de esperar mucho para eliminarlas, empezaría a ser difícil arrancarlas y algunas ya comenzarían a liberar semillas. Ahora el trabajo es fácil pues aún son pequeñas, pero también se requiere más atención para localizarlas. De paso han arrancado asimismo numerosos rebrotes de chopo híbrido y varios focos pequeños de margarita africana.

No han encontrado ningún ejemplar de especies erradicadas en ocasiones anteriores, como la uña de gato, plumero, cotula, juncia olorosa,
crocosmia, cáñamo de agua americano y mioporo. Por el contrario, los rebrotes de los álamos blancos cortados hace años por el Ayuntamiento de Miño están adquiriendo proporciones preocupantes, por lo que se precisará de una actuación específica.

Finalmente, los voluntarios han retirado 135 kg de restos vegetales. Buena parte de la biomasa eran zamarragas, a pesar de ser pequeñas, lo que da la medida del elevado número de ejemplares eliminados.

Parte del equipo de voluntarios se ha dedicado paralelamente a recoger basura en la playa. La duna gris estaba muy limpia, fruto de nuestra atención continuada. Ha sido en la zona intermareal donde han recogido más residuos, sumando un total de 203 kg.

La visita ha permitido a los voluntarios observar cómo está cambiando el perfil de la playa, reduciéndose la duna gris en favor de la duna blanca y adquiriendo una forma más cóncava. Han conocido los ejemplares de emborrachacabras (única cita de este arbusto en nuestra provincia) y han localizado ejemplares de las orquídeas Serapias lingua y Dactylorhiza elata. En definitiva, han comprobado la mejora progresiva de este enclave, fruto del trabajo continuado.
Foto de los voluntarios


Nueva cita en Ollo da Roda

22 abril 2019

 
Tras tres jornadas de trabajo en la reserva de Ollo da Roda, por fin terminamos de gestionar la biomasa de la corta de los eucaliptos que crecían en la última parcela que compramos; de paso, también retiramos un total de 12 m3 de basura en su entorno.

En la zona donde se localizaban los residuos encontramos dos especies exóticas invasoras, la crocosmia y la tradescantia. Procedentes de restos de jardinería que acompañaban a la basura allí arrojada, han prendido fácilmente gracias a un entorno favorable. Un voluntario ya ha arrancado toda la crocosmia, pero quedan dos focos de tradescantia que amenazan con propagarse por la zona húmeda. Por lo tanto, procede erradicarlos cuanto antes mejor, por lo que programamos una jornada de voluntariado para el próximo sábado día 27.

De nuevo, el punto de encuentro será el Centro de Salud de Betanzos, donde compartiremos vehículos. No te preocupes por las herramientas, pero procura llevar unos protectores para las rodillas, unos guantes finos, vestir ropa y calzado adecuados para trabajar en el monte, y no olvides algo de picar y de beber para cuando hagamos el descanso a media mañana.

Arrancar la tradescantia es fácil por su fragilidad, pero precisamos de muchas manos. Si quieres ser parte de la restauración ambiental de la reserva natural de Ollo da Roda, apúntate a esta jornada de voluntariado enviándonos con antelación tus datos (nombre completo, DNI, fecha de nacimiento y móvil). Así podremos notificarte cambios de última hora, hacerte un seguro de accidentes y nos facilitarás la organización. En la sección Contacto encontrarás la información necesaria.

Punto de encuentro: Centro de Salud de Betanzos.
Fecha: Sábado, 27 de abril de 2019.
Hora: Saldremos a las 9:30 y volveremos a las 14:00 horas.

Post data: La mañana amaneció con algo de llovizna, pero paró antes de comenzar a trabajar. Los 12 participantes de esta jornada arrancaron 290 kg de tradescantia, pero solamente consiguieron eliminar uno de sus dos focos. Descubrieron que el más grande ya había empezado a colonizar la zona húmeda. Habrá que volver calzando botas de agua para erradicarla completamente. Aunque no estaba dentro de los objetivos de la jornada, en la zona de trabajo recogieron algo más de 1 m3 de basura, entre la que se encontraba un televisor.


Aprendiendo sobre los murciélagos en O Catorce

21 abril 2019

 
Aunque los protagonistas de la reserva de O Catorce son los anfibios, en ella prospera una amplia variedad de animales y plantas. Para favorecer la presencia de quirópteros, el año pasado convertimos el viejo transformador de la cantera en un refugio para murciélagos. Actualmente ya detectamos su uso incipiente.

Imagen de murciélagosLa Sociedade Galega de Historia Natural, como apoyo a nuestro trabajo, ha programado para el sábado 4 de mayo una jornada divulgativa sobre murciélagos. De esta forma conoceremos mejor la vida de estos enigmáticos animales y mejoraremos las instalaciones que los acogen en la reserva.

D. Manuel Arzúa, quiropterólogo de la asociación Drosera, iniciará la jornada con una charla en el local de la asociación Fillos de Ois. Luego nos desplazaremos a la reserva, donde nos enseñará a construir las cajas refugio que posteriormente instalaremos en ella. A última hora haremos observaciones mediante eco-localización.

Los que deseen participar, deben ponerse en contacto con la SGHN a través del correo electrónico asmarinhas@sghn.org o en el teléfono 686 143 143. La inscripción tiene un coste de 8 euros (gratis para sus socios) que hay que ingresar en la cuenta bancaria que indiquen; el plazo para apuntarse finaliza el 2 de mayo.

Punto de encuentro: Local social de SRCD Filllos de Ois (lugar de O Fontelo nº 37, Ois, Coirós).
Fecha: Sábado, 4 de mayo de 2019.
Hora: De las 17:00 hasta las 20:30 horas.

Post data: Después de escuchar la conferencia de D. Manuel Arzúa, los 17 participantes se desplazaron a la reserva para elaborar 6 cajas de murciélagos. A continuación la recorrieron mediante una visita guiada, conociendo en detalle todo el trabajo realizado. Llegada la noche, con los ecolocalizadores lograron detectar la presencia de dos especies, el murciélago común (Pipistrellus pipistrellus) y el murciélago de herradura pequeño (Rhinolophus hipposideros), considerado este último como vulnerable en el Catálogo Gallego de Especies Amenazadas. Para finalizar la jornada, observamos a un ánade real acudir en el medio de la noche a una de las charcas.


Hábitat refuerza su apoyo

1 abril 2019

 
El pasado fin de semana, el Grupo Naturalista Hábitat renovó su apoyo a Fragas do Mandeo de dos modos muy eficaces.

Foto de los voluntariosEl sábado organizaron una jornada de trabajo con voluntarios de Abanca en la playa de A Abeleira. Ha tenido como objetivo iniciar la erradicación de las extensas manchas de tradescantia allí presentes y recoger cuanta basura se encontrara. Participaron 28 personas, resultando en la retirada de un total de 188 kg de biomasa de tradescantia y 250 kg de residuos.

Este arenal se sitúa en la ribera izquierda de la desembocadura del río Lambre. De esta manera complementan el trabajo de conservación que estamos haciendo desde el año 2011 en la playa de la Alameda, situada en la ribera derecha.

El domingo hicieron una actividad totalmente distinta: una salida para observar aves en la ría del Burgo. Lo que ha tenido de especial es que en ella han recaudado 171 euros entre los más de 50 participantes, importe que han donado a Fragas do Mandeo para comprar parcelas de monte de interés ambiental. Con ella estrenaron su iniciativa Hábitat Protege, mediante la que recaudarán fondos que destinarán a las entidades que estamos custodiando el patrimonio natural.

Agradecemos a Hábitat este apoyo, esperando que su iniciativa tenga un exitoso respaldo ciudadano, pues toda ayuda es poca a la hora de conservar la naturaleza.


Uso de cookies: Este sitio web emprega cookies para mellora-la experiencia de usuario. Se continúa navegando consente a aceptación de ditas cookies e acepta a nosa política de cookies (se pincha no enlace obterá máis información).