Bienvenido – Benvido –Welcome – Willkommen

 
Fragas do Mandeo es una entidad de custodia del territorio que tiene como fin la preservación de la biodiversidad en la comarca coruñesa de As Mariñas (Galicia, España).

Con la adquisición de fincas de interés ambiental mediante compra, donación o legado, y a través de acuerdos con los propietarios de parcelas, bajo alquiler o cesión temporal, buscamos conservar los espacios naturales de esta comarca.

Actuamos localmente, pero pensamos globalmente. Custodiamos los bosques para vecinos y visitantes, para las generaciones presentes y las venideras. Es nuestro modo de cuidar el planeta. ¡Colabora con nosotros!


Hablaremos en los Encuentros Naturalistas

14 febrero 2018

 
Nuestra primera intervención pública de este año será el miércoles de la próxima semana en A Coruña.

Imagen del cartelEl Grupo Naturalista Hábitat nos ha invitado a exponer nuestro trabajo en los Encuentros Naturalistas. Bajo este nombre organizan periódicamente conferencias sobre diversos aspectos de las ciencias naturales, impartidas por destacados especialistas. Por lo tanto, no podíamos rechazar esta excelente ocasión para difundir los avances de nuestras actuaciones entre un público tan comprometido con la conservación de la naturaleza.

Lugar: Local social del Grupo Naturalista Hábitat, en la calle Camariñas 8, bajo (A Coruña).
Fecha: Miércoles 21 de febrero de 2018.
Hora: 20:30.
Inscripciones: Para facilitar la organización hay que inscribirse previamente.


Primera jornada de voluntariado del año

19 enero 2018

 
Para este domingo día 21 programamos la primera jornada de voluntariado del año, en la que continuaremos con la regeneración del bosque autóctono en el monte de A Espenuca.

Foto de la camisetaJusto al pie de la ermita custodiamos una parcela de 1,6 hectáreas, en la que estamos desbrozando los tojos, escobas y zarzas, para que el matorral no impida que crezcan los árboles autóctonos. También retiramos la vegetación alrededor de los árboles que plantamos, pues aún son muy pequeños, y eliminamos los eucaliptos que nacen de semilla (de los que formaron el antiguo eucaliptal ya casi no queda ninguno que rebrote de tocón). Empezamos el trabajo el día 19 de noviembre y continuamos el día 30 de diciembre, en el marco de la campaña Fraga de A Espenuca.

En el caso de querer participar, por favor, envíanos con antelación tus datos (nombre completo, DNI, fecha de nacimiento y móvil). Así podremos notificarte cambios de última hora, hacerte un seguro de accidentes y nos facilitarás la organización. En la sección Contacto encontrarás la información necesaria.

Punto de encuentro: Centro de Salud de Betanzos, donde compartiremos vehículos.
Fecha: Domingo, 21 de enero de 2018.
Hora: Saldremos a las 9:30 y volveremos a las 14:00 horas.


Conservando la naturaleza todos los días del año

1 enero 2018

 
Foto de basuraLa mejor manera de mostrar el compromiso con la conservación de la naturaleza es trabajar por ella todos los días del año. Así lo ha entendido uno de nuestros voluntarios, que aprovechó su tiempo libre de estas fiestas para recoger basura en el espacio natural protegido ZEC Embalse de Abegondo-Cecebre.

La jornada de voluntariado del día 16, convocada por el Grupo Naturalista Hábitat, tuvo como objetivo caracterizar el tipo de basura presente en el espacio natural, para luego remitir los datos al proyecto Libera. Pero una cuestión quedaba pendiente de resolver: ¿Cuánta basura hay en total?

Para estimarlo, nuestro voluntario ha estado durante cinco días recogiendo basura en la cabecera del embalse formada por el río Mero, aguas arriba del puente de Seixurra. Fue llenando sacos con lo que encontró en la zona inundable del embalse (plásticos, vidrios, latas, cerámicas, calzado, etc.), que amontonó junto con otras piezas de mayor tamaño (tres ruedas y una batería). Por su aspecto, muchos de esos residuos llevaban décadas abandonados. El día de año viejo lo dedicó a retirar 200 botellas de vidrio arrojadas en un camino cerca del embalse. Por último, en el día de año nuevo transportó y pesó los sacos de basura, resultando un total de 602 kilos. Foto del voluntarioExtrapolando el resultado a toda la extensión del espacio natural protegido y caminos adyacentes, tras aplicar factores correctores, estimó que hay cerca de 4 toneladas de residuos esperando que alguien los retire.

Hay mucho que hacer por el medio ambiente de nuestra comarca. La simple actuación de una persona supuso que más de media tonelada de residuos dejaran de contaminar Cecebre. Cuantos más voluntarios seamos más impacto tendrá nuestro esfuerzo y más territorio cubriremos.

Como buen propósito para el 2018, ¿también vas proponerte cuidar la naturaleza?

¡Feliz año nuevo!


Última jornada de voluntariado del 2017

27 diciembre 2017

 
Está a punto de finalizar un año funesto para los montes gallegos. Por lo tanto, nada mejor que despedirlo trabajando en la regeneración de nuestros bosques.

Foto de los voluntariosLos meteorólogos anuncian para el sábado una breve pausa del tren de borrascas, dejando una mañana de temperatura suave y con el cielo parcialmente cubierto. Vamos a aprovechar esta oportunidad para acercarnos de nuevo a Espenuca, a continuar el trabajo que iniciamos el pasado día 19 de noviembre en la parcela de 1,6 hectáreas que custodiamos al pie de la ermita. E objetivo es eliminar los eucaliptos que hayan quedado y desbrozar tojos, escobas y zarzas, para que la maleza no impida que crezcan los árboles autóctonos. También habrá que limpiar la vegetación alrededor de los árboles que plantamos, pues aún son muy pequeños.

Para conocer en detalle lo que estamos haciendo en este monte, puedes consultar el apartado de la campaña Fraga da Espenuca en nuestra web.

En el caso de querer participar, por favor, envíanos con antelación tus datos (nombre completo, DNI, fecha de nacimiento y móvil). Así podremos notificarte cambios de última hora, hacerte un seguro de accidentes y nos facilitarás la organización. En la sección Contacto encontrarás la información necesaria.

Punto de encuentro: Centro de Salud de Betanzos, donde compartiremos vehículos.
Fecha: Sábado, 30 de diciembre de 2017.
Hora: Saldremos a las 9:30 y volveremos a las 14:00 horas.

Foto de los voluntariosPost data: Tal como pronosticaron los meteorólogos, la docena de voluntarios que se acercaron a A Espenuca gozaron de una magnífica mañana. Lograron completar la corta de tojos y escobas en el tercio inferior de la parcela, además de arrancar algunos eucaliptos y acacias negras. Con esta acción en la víspera de fin de año demostraron su firme compromiso por la conservación de nuestros bosques autóctonos. A inicios de 2018 convocaremos una nueva jornada para continuar el trabajo en el resto de la parcela.


Analizando la basura de Cecebre

16 diciembre 2017

 
Foto de los voluntariosEsta mañana nos acercamos al espacio natural protegido ZEC Encoro de Abegondo-Cecebre invitados a participar en una jornada de voluntariado ambiental organizada por el Grupo Naturalista Hábitat.

El lugar elegido fue la cabecera del embalse formada por el río Barcés, en el entorno de As Táboas. Una docena de voluntarios recogió rápidamente toda la basura de la zona indicada. Sin embargo, lo lento y tedioso fue clasificarla.

El objetivo no era retirar un gran volumen, si no caracterizar detalladamente la composición, origen y tamaño de los residuos para remitir esa información al proyecto Libera que está desarrollando SEO/Birdlife y Ecoembes. Estas dos entidades quieren conocer a fondo el fenómeno del littering, el ensuciamiento generalizado debido a la presencia de basura por todas partes, pues está afectando gravemente al medio ambiente.


Pontevedra conoce nuestro trabajo

25 noviembre 2017

 
Imagen del cartelHoy hemos estado en Pontevedra presentando el trabajo de Fragas do Mandeo en un marco destacable, la I Jornada Gallega de Patrimonio Natural y Biodiversidad. Organizada por la sección pontevedresa de la Sociedade Galega de Historia Natural y celebrada en la Escuela Universitaria de Ingeniería Forestal, contó con la participación de 11 relatores que abarcaron multitud de temas, desde los incendios forestales hasta software de seguimiento de fauna, pasando por la información ambiental o los problemas ambientales que causan los microplásticos. Una jornada muy interesante que contó con numeroso público y de la que los organizadores confían en darle continuidad.


Recuperando la fraga de A Espenuca

19 noviembre 2017

 
Esta mañana once voluntarios visitaron la ladera norte del monte de A Espenuca, para trabajar en la parcela de 1,6 hectáreas que custodiamos por 50 años. Situada al pie de la ermita, hace dos años que iniciamos el proceso para transformar su eucaliptal en un bosque autóctono.

Foto de los voluntariosEn la primera mitad de este año hicimos dos repasos para eliminar los eucaliptos que nacieron de semilla (ya quedan muy pocos que rebroten de tocón). Con el verano los helechos, tojos y escobas dificultaban localizarlos e incluso acceder a ellos. Tampoco pudimos desbrozar, pues la sequía facilitaba que prendiera fuego cualquier chispa de la desbrozadora. Ni era aconsejable, pues en el intenso calor de este verano, la vegetación daba sombra y proporcionaba humedad a los árboles que habíamos plantado.

Hoy aprovechamos el tiempo soleado, agradeciendo que la vegetación no amaneciera mojada por el rocío. Un voluntario terminó de limpiar los caminos interiores, labor que ya iniciara un par de días antes. El resto estuvo arrancando los eucaliptos y cortando los tojos y escobas (muchas de ellas medían más de dos metros de alto).

Liberados de toda esta vegetación, los voluntarios pudieron localizar los árboles que plantáramos y aquellos que nacieron espontáneamente de semilla. A inicios de la próxima primavera no encontrarán dificultades para crecer derechos. También comprobaron como el suelo se cubrió de musgo y de vegetación de menor porte, una magnífica defensa contra el riesgo de erosión en una parcela con tanta pendiente. La mejora del hábitat se va notando también en la fauna, pues trabajando encontraron una salamandra (Salamandra salamandra) y un sapo común (Bufo spinosus).

Aún quedan varias jornadas más para finalizar estas importantes labores silviculturales: Restaurar un bosque es mucho más que plantar árboles. Si quieres participar en las próximas convocatorias y aún no estás en nuestra lista de correos, ponte en contacto con nosotros. En la sección Contacto tienes todos los detalles.


Atareados en la reserva de O Catorce

29 octubre 2017

 
Hace un mes celebramos la sexta edición de la Semana de Custodia, en la que el intenso trabajo de los voluntarios produjo unos resultados realmente satisfactorios. Pero ya era hora de acometer tareas que teníamos pendientes.

Foto de los voluntariosHoy por la mañana, diez voluntarios fueron a trabajar a la reserva de anfibios de O Catorce. El primero de los objetivos era renovar una de las charcas. Aprovechando que la sequía le bajó mucho el nivel del agua, pudimos retirar el exceso de vegetación. De este modo seguirá manteniendo una zona con la superficie totalmente despejada, ganando así una diversidad que favorece los requerimientos ecológicos de distintas especies.

Foto de los voluntariosTambién había que dar un repaso a dos especies exóticas invasoras que aún no conseguimos erradicar. Los voluntarios acabaron con la zamarraga (Conyza canadensis) en toda la cantera, llenando once sacos de 100 litros. Por el contrario, solamente eliminaron el junco Cyperus eragrostis en la terraza superior. Según evolucione en esa zona, decidiremos si es factible erradicarlo también en la explanada inferior, donde es muy abundante.

Por último, cortamos con una desbrozadora los tojos en la linde oeste, pues estaban creciendo mucho, impidiendo el paso.


Retornando a lo cotidiano

12 octubre 2017

 
La sexta edición de la Semana de Custodia fue todo un éxito, pero ya ha finalizado y la naturaleza sigue precisando de nuestros esfuerzos.

Foto de la basura recogidaAprovechando la fecha festiva, hoy uno de nuestros voluntarios se acercó al río Mandeo para revisar la reaparición de especies exóticas invasoras en el tramo entre la pasarela de Chelo y el puente de Teixeiro, y de paso recoger la basura tirada con excesiva frecuencia en este transitado trecho.

Localizó unas pocas plantas de crocosmia y de tradescantia, pero buscando basura la encontró en abundancia oculta en el monte cerca del camino: 71 botellas de vidrio, dos ruedas, una batería de coche y residuos variados con los que llenó un saco de 100 litros.

Todos podemos hacer algo por la naturaleza. Si quieres estar informado de las próximas jornadas de voluntariado ambiental, ponte en contacto con nosotros. En la sección Contacto tienes todos los detalles.


¿Qué hemos hecho en la VI Semana de Custodia?

2 octubre 2017

 
Tal como estaba programado, la jornada inaugural de la sexta edición de la Semana de Custodia iniciada el sábado día 23 contó con la presencia en A Senra (Bergondo) de tres conferenciantes de elevado nivel que nos transmitieron sus conocimientos sobre las praderas marinas, la restauración de la vegetación dunar y la plastificación de los océanos. Lástima de algún problema técnico y del reducido número de asistentes (25 personas), compensado por el gran interés en los distintos temas mostrado en las preguntas realizadas y en los largos desplazamientos de algunos miembros del público. Esto nos hace pensar en la necesidad de mejorar la comunicación del evento en las próximas ediciones.

El domingo día 24 el pronóstico meteorológico de buen tiempo falló. A pesar de la lluvia, 15 personas pasaron la mañana mejorando el estado ecológico de la playa Grande de Miño. Un grupo de cuatro voluntarios se dedicó a cortar los mioporos próximos al puente. Con las ramas y troncos hicieron dos grandes montones; para transportarlos, los trabajadores del Ayuntamiento de Miño precisaron hacer tres viajes con el tractor. El resto de los voluntarios estuvo repasando todo el sistema dunar buscando especies exóticas invasoras y basura. Con los residuos solamente llenaron una saca tipo big bag (la campaña municipal de limpieza estival finalizó recientemente). En cuanto a invasoras, llenaron dos con los restos de 5 especies. Dos de ellas reaparecieron tras ser erradicadas en años anteriores, pues encontramos dos manchas pequeñas de uña de gato y cuatro plumachos. También esperamos haber erradicado definitivamente la vinca, pues tras dos años eliminándola, sólo aparecieron cuatro ejemplares. Las otras plantas eliminadas fueron la zamarraga y el matacavero.

Por lo tanto, el balance del trabajo realizado desde marzo de 2015 en la playa Grande es:

uña de gato (Carpobrotus edulis)
plumero (Cortaderia selloana)
vinca (Vinca difformis)
zamarraga (Conyza canadensis)
matacavero (Aster squamatus)
crocosmia (Crocosmia x crocosmiiflora)
mioporo (Myoporum laetum)
margarita africana (Arctotheca calendula)
yuca (Yucca gloriosa)
lirio azul (Iris germanica)

El lunes un par de voluntarios eliminaron dos docenas de plumachos en la zona norte de la marisma, aunque dejaron para otra ocasión cinco matas de gran porte, de las que primero retiraron las inflorescencias y luego las cortaron por el pie. También talaron los mioporos en esta zona, por lo que ahora únicamente quedan los que forman un seto en la orilla de la carretera.

Con esto no finaliza el trabajo, pues en la zona dunar están presentes diversos árboles exóticos (robinia, acacia negra, chopo híbrido, eucalipto, plátano de sombra) y alguna herbácea invasora como es la grama americana (Stenotaphrum secundatum). En la marisma también quedan otras como el senecio (Senecio mikanioides) o el té americano (Bidens aurea). Pero vamos avanzando.

Finalmente, la lluvia respetó a los voluntarios cuando a última hora de la mañana gozaron de un momento de convivencia charlando mientras degustaban unas viandas suministradas por la organización.

El sábado día 30 un grupo de 21 personas limpiamos el río Callou (Bergondo); de paso también eliminamos algunas invasoras. No fue el año que más caminamos (solamente 2 km), pero sí en el que más basura recogimos. Cerca del inicio del itinerario estaba la mayor concentración de basura de todo el recorrido, por lo que habíamos pedido al Ayuntamiento de Bergondo que nos instalara allí un contenedor industrial. Tuvimos que empezar retirando la tradescantia (Tradescantia fluminensis) que cubría los residuos, pues es una invasora de origen sudamericana. Al poco de ponernos a trabajar, ya habíamos llenado el contenedor. Para aprovechar el tiempo, mientras la empresa de tratamiento de residuos lo llevaba y traía otro vacío, continuamos la ruta. En tres puntos más encontramos vertidos, principalmente plásticos e hierros, pero en menor cantidad. Al final del itinerario arrancamos varios pies de aligustre asiático (Ligustrum ovalifolium) y recogimos dos planchas de uralita. Paralelamente, tres voluntarios fueron recorriendo el río por el cauce, retirando residuos y apuntando la localización de las especies invasoras. Ya de vuelta al punto de partida, llenamos el segundo contenedor. Como remate de la jornada de trabajo, degustamos las viandas y bebidas que proporcionamos los organizadores. El balance fue de aproximadamente 12 m3 de basura y escombro, más 2 m3 de los restos vegetales de las invasoras.

Ayer domingo día 1 celebramos la cuarta edición de la eco-regata para limpiar deportivamente la marisma de Betanzos. Nos reunimos por la mañana en el puerto, amenazando la llovizna con arruinarnos la jornada. Pero pronto paró y las 62 personas inscritas nos dividimos en equipos para dirigirnos en barca a la punta de A Ostreira a bordo del Froján, la Chico, el Bicho, la Sin Frenos y el Arguider. Una vez desembarcados, un equipo marchó al punto donde se acumulaba más de medio centenar de ruedas de camión y el resto se puso a recoger basura en los tramos asignados. Con la ayuda de una grúa subimos a la carretera 65 ruedas y las sacas cargadas con las bolsas de residuos recogidos en las proximidades, con las que llenamos a rebosar un contenedor industrial de 10 m3. Sumando lo acumulado en otros puntos, en total se retiraron 14 m3 de basura y 72 ruedas (62 de camión, 1 de tractor y 9 de coche).

El balance: 26,5 m3 de residuos, 72 neumáticos y 19 m3 de restos vegetales de especies exóticas

Paralelamente, en el puerto de Betanzos los niños y un par de adultos llenaron un contenedor urbano y recogieron 3 ruedas de coche. Cuando llegamos de vuelta habían hecho una cara sonriente con residuos. Cansados y hambrientos como veníamos, los voluntarios no esperamos al resultado del concurso de residuos más originales, echándonos a la comida y bebida dispuestas en el puerto y compartiendo las tres empanadas de los premios. Momento de hablar de las aventuras y de reír con las incidencias que se solucionaron con una ducha y una lavadora.

Hoy un par de voluntarios se acercaron a la tarde para completar el trabajo, evaluando los resultados y recogiendo las uralitas que quedaban en el lodo y en los taludes. En total fueron 1,5 m3 de trozos de un material que contiene amianto contaminante.

Así finalizó la Semana, en la que tenemos que agradecer a los voluntarios todo su esfuerzo (¡incluso siete vinieron de Santiago!), a los conferenciantes, a los ayuntamientos colaboradores (especialmente al de Bergondo por su gran implicación, pero también a los de Miño y Betanzos), a los equipos de Protección Civil de Bergondo y de Betanzos, y a Comercial Vicente de la Fuente.

Queda pendiente para otras ocasiones continuar con la eliminación de las especies exóticas invasoras en la playa Grande Miño, eliminar en el río Callou los numerosos focos de tradescantia, volver a la ría a recoger una docena de ruedas que quedaron allí por falta de tiempo y para continuar la limpieza en más tramos. ¡Todo se andará!


Uso de cookies: Este sitio web emprega cookies para mellora-la experiencia de usuario. Se continúa navegando consente a aceptación de ditas cookies e acepta a nosa política de cookies (se pincha no enlace obterá máis información).